13487371_1206276756079374_1134608704_n

Por: Inkawaskar Chukiwanka

Mientras los varios calendarios del mundo señalan sus días principales, años y otras características con sus propios nombres  peculiares y propios fines. Mientras los cristianos latinoamericanos se encontraban en el año 2008, los comunistas en el año 216, los musulmanes en el año 1430, los budistas en el año 4705 y los judíos en el año 5768. Entonces hemos rebasado estos parámetros calendáricos, porque nosotros los aymaras, quechuas, tupiwaranis y  otros  de este continente estamos en el año 160.516.

Una vez más recibimos espiritualmente el Inti  Raymi, Mara T’aqa y Wata P’iti. En todos los lugares sagrados está creciendo más y más la fiesta del 21 de junio en otros continentes, donde se encuentran los indios de origen Tawantinsuyu.

En este amanecer del 21 de junio del 2008 nos fortalecimos con los nuevos rayos solares calurosos de nuestro Padre Sol y  con el aliento frígido cariñoso de nuestra madre.

Tierra, con gran euforia y  alegría nos abrazamos, nos deseamos con Jallalla al rededor de los ritos ancestrales al trinar las aves y  al moverse las plantas por la brisa. Volvimos a  nuestros hogares donde proseguimos con nuestros trabajos cotidianos como siempre.

En los últimos Inti Raymi hemos notado un miedo secular tanto de los cristianos y  socialistas respecto al crecimiento de las fiestas religiosas y  políticas del 21 de junio. Ese temor al indio no es de ahora viene desde el 12 de octubre de 1492  cuando los españoles invadieron a  nuestro continente trayendo el almanaque juliano cristiano para destruir y  hacer desaparecer el calendario de los indios.

Ese calendario romano de diez meses, cada mes de tres semanas y  la semana de diez días, siendo 360 días sin contar los días de invierno, pasado esta estación el primer día era el uno de marzo y el primer mes era marzo en honor al dios Marte la guerra Marte. En base a  esto Julio Cesar 46 años antes de Cristo, reformó añadiendo dos meses después de diciembre, introduciendo el bisiesto.

Luego en la edad media los cristianos lo adoptan convirtiendo en almanaque como registro  de días de las almas de los santos cambiando el uno  de marzo por el uno  de enero y  otras reformas.

Con la espada y  la cruz los eclesiásticos españoles, con el almanaque juliano impusieron el año nuevo de los  cristianos, el uno de enero, en la media noche con disparos de arcabuces y  fuegos artificiales, bebiendo aguardiente, vino y  cualquier tipo de licor y  comiendo cerdo.

Los indios lo rechazaron no faltaron cronistas que escribieron diciendo que estos indios su año nuevo es el uno de enero con doce meses, con treinta días cada mes, y  diez  días su semana, para culparnos que tenían similar al calendario romano y  decirlos es del pasado para luego con facilidad arrollar e  imponer el almanaque de los cristianos.

Si los romanos hubiesen invadido a  nuestro continente de Awiyala ellos hoy estarían festejando el año 2761. Para los romanos el primer año fue cuando Rómulo fundó Roma en el año 753 antes de Cristo y  para el almanaque juliano cristianizado el primer año de la era cristiana es el año que nació Jesús, siendo el año dividido en doce meses de cuatro semanas respectivamente con 365 días más un día bisiesto.

Los nombres de los meses y  de los días son palabras provenientes del latín, de influencia romana.

A  nuestros antepasados a  la fuerza les obligaron acatar caso contrario eran muertos y  amenazados de mandarles al infierno. Sentenciaron a  festejar el uno de enero como año nuevo, desde las vísperas con misas, deseando suertes  con glotonería a la embriaguez total. El  romano Constantino había creado los nombres de los siete días de la semana rememorando a  los astros dioses romanos; el lunes a  la Luna, el martes a  Marte, el miércoles a  Mercurio, hija de la diosa Maya, el jueves a  Júpiter, el viernes a  Venus, el sábado a  Saturno y  el domingo al sol romano, como día de Dios. Imponiendo cada día en rutina diaria en castellano y  traduciendo los frailes al aymara y  quechua.

Para disolver los calendarios de los indios, nos obligaron a  usar los nombres de los doce meses siendo incoherentes de meses normales y anormales como febrero de pocos días, e incorrectos por ejemplo las palabras octubre, noviembre y diciembre significan el octavo, noveno y décimo mes sin embargo identificaban al décimo mes, al décimo primero  mes y al décimo segundo mes, solo por costumbre hasta ahora dicen octubre, noviembre y diciembre.

Pese a  ello se irradio los vocablos de los dioses y césares romanos como enero recordando al dios Jano de los Portales; febrero al dios Februa de la hoguera purificadora; abril a la diosa Afrodita de las flores; marzo al dios Marte, para iniciar las sisañas y campañas para buscar y hacer guerra; mayo a  la diosa maya de la abundancia, convertida en María de los cristianos, hasta tal punto por la fuerza hacen coincidir el día de la madre en los países cristianos en el mes de María; junio al dios Juno de la familia y del hogar; quintilis o Julio al emperador Julio césar; sixtilis o agosto a  Augusto César; hasta algunos frailes decían Germánico al mes de septiembre al igual otros dicen el mes de Navidad en vez de diciembre.

Además el almanaque juliano rememoraba a  las almas de los santos y  santas, sus nombres de personas con el santoral bautizaban a  la fuerza a  los indios cambiando sus nombres propios por nombres cristianos y  adoptar apellidos castellanos como si fuese común y  corriente.

A  la vez imponen los santos y  vírgenes a  los barrios, pueblos y  ciudades habitadas por indios, refundando encima de ellos, con otros nombres cristianos en nombre de su Dios y  de su Rey español, obligando a  festejar el aniversario santoral, con presteríos y  alferazgo para eliminar totalmente los nombres indios de las poblaciones.

Con predicas enaltecían el nombre del santo, exclamando, se funda en san Felipe, irás como mitayo en san Bartolomé, pagaras tributo en San Juan y  navidad, sembrarás en Rosario y  así frecuentemente no decían las fechas ni meses sino los días del santoral.

Con el almanaque cristiano de acuerdo al día que invadía el español a  la fecha santoral colocaba nombres cristianos a  los cerros, ríos, lagos, planicies, quebradas, y  a  todo lugar allanado por el español, tratando de borrar los nombres de nuestras Wakas, Paqarinas, lugares y  espacios sagrados para nosotros.

Como también forzaron a  festejar el día de Corpus Cristi, semana santa, navidad y  otras fiestas santorales como también las fechas de fundaciones, aniversarios, hazañas y  días patrióticos y  religiosos para que paulatinamente se vayan  olvidando   de la manera de contar el tiempo como lo tenían nuestros ancestros.

Pero su calendario juliano no era exacto, estaban en duda hasta se preguntaban si Cristóbal colon arribó en 1492 o en 1493, si había un error de cien días o  diez días, el mismo Guamán Poma por 1612 escribe que los españoles llegaron en 1493. Hasta el Papa Gregorio Trece con una bula papal determinó el jueves cuatro de octubre de 1582, agregar diez días más, siendo el día siguiente viernes cinco de octubre, el día quince de octubre; este arreglo creó diferentes problemas numéricos y  económicos en este tiempo hasta que decían que habían nacido, fundando, comprado, casado o  actividad engañosa el siete de octubre pero u  nunca hubieron esas fechas. Así los desfases del calendario Juliano lo ajustan y convirtieron en calendario Gregoriano que hura hasta estos días. Aunque se diga que ya paso algunos curas siguen usando el calendario juliano aun en nuestros días en las misas cuando se da en idioma latín.

Aún los españoles todavía pensaban que la tierra era plana, el sol giraba alrededor de la tierra  y  nuestros calendarios indios influyeron a  Nicolás Copérnico a, Galileo y a otros   plantear nuevas teorías astronómicas, como el heliocéntrico conocido más antes que los europeos.Hasta que el Martín Lutero dude de la biblia y  el tiempo de los católicos.

Desterrar el Inti Raymi era la consigna pero no pudieron, por estrategia determinaron que el 21 de junio sea el día de Corazón de Jesús también de San Juan, así el Qhapaj Raymi como navidad.

Sin embargo el Inti Raymi del 21 de junio se restituía y  afirmaba con su propia estructura calendárica.

Evangelizaban con el punto de partida del uno de enero. Quienes no aceptaban eran asesinados y  masacrados. señalando que era el mal año, el año perdido y  biblia en mano voceaba que vendrá el buen año, el año santo; hay que cumplir tres años refiriéndose a  la trinidad cristiana, y  se alegraban gritando que asido nuestro años las limosnas forzadas enriqueciéndose con el oro y  plata que saqueaba a los indios .

Después que descuartizaron a Tupaj Amaru, Tupaj Katari y decapitaron a sus esposas por 1781, esto influyo a los franceses anti monarquistas, después de derribar al rey Luis XV en 1789 frente al calendario gregoriano religioso, claro otro calendario civil político impusieron.

El calendario gregoriano de los cristianos fue criticado y  rechazado por los seguidores de la Revolución Francesa que posteriormente propusieron el calendario civil francés siendo el 22 de septiembre el año nuevo o  solsticio de otoño europeo, reciben el año con vinos, sidras y  quesos. Para los europeos el nuevo día comienza en la media noche y  de ahí se empieza a  contar desde 1792 cuando Francia fue República, impulsado por los jacobinos, luego por laicos, ateos, comunistas, socialistas especialmente los seguidores de la Comuna de París de 1871.

El año civil francés constaba de 12 meses los cuales eran vendimiario, brumario, frimario, nivoso, pluvioso, ventoso, germinal, floreal, pradial, mesidor, termidor y fructidor. Cada mes era de 30 días, siendo 360, los 5 restantes días son declarados especiales y el día del bisiesto es el día de la revolución. Habían elaborado rememorando al imperio romano de los treinta días del mes y los diez días de la semana.

Los emancipistas criollos venezolanos como Francisco de Miranda adoptan para referenciar fechas francesas en sus correspondencias, afirmando en una nota desde la prisión en París que está preso en el primer año de la república, en otra escribe 13 de nivoso del año 3, refiriéndose al 4 de enero de 1795. Así muchos patriotas americanos como Bolívar usan el calendario y festejan el año nuevo civil francés.

Los seguidores de  Marx quien escribió 18 Brumario y los ejecutivos de los partidos comunistas y socialistas y otros de izquierda adoptaron los términos y conceptos como lo hizo Lenin en Rusia 1910 que aún mantenía el almanaque juliano hasta 1918, queriendo sustituirlo por el calendario socialista francés.

El calendario civil no lo pudieron mantener  y solo se mantuvo el matrimonio civil, el día del trabajo y otras disposiciones civiles. Ocurre en Francia y más aún en sus colonias, pero sus seguidores bolivianos en Chuquiago o La Paz, y el socialismo se hace presente después del levantamiento de  Willka Sarati de 1899 tratando de seguir el calendario civil. Los izquierdistas de la FOL, FOT, del PIR, POR, luego el PCB quienes admiraban el calendario de los jacobinos emulando poco a poco hasta escribían los nombres de los meses y elogiaban el nombre de Termidor refiriéndose a la revolución rusa del mes de octubre, el equinoccio de septiembre  era el inicio del mes Vendimiario, pero no pudieron imponer a los indios y se rindieron en usarlo. Solo rescataron el matrimonio civil el día del trabajo y otros días extraídos del calendario francés.

Adoptando los nombres de los días hasta que bautizaban a sus hijos con los nombres de libertad, luz, lluvia, Lenin y otros. Los marxistas leninistas bolivianos leían y releían el título del libro 18 Brumario de Luis Bonaparte, escrito por Carlos Marx. Refiriéndose al día 10 de diciembre de 1848 como el día que Luis Bonaparte ganó las elecciones en Francia, se admiraban por el título de la obra 18 Brumario y trataban de emular esforzándose de imitar nombres de los meses franceses, si viajaban a Paris al retornar a la Paz añoraban diciendo chao París vuelvo en Mesidor, y hasta los seguidores de Stalin se saludaban con palabras latinas, y paulatinamente sucumbe el uso del calendario francés.

El calendario de los comunistas bolivianos se desvanecía ante la prohibición de las dictaduras militares que prohibían los textos marxistas y poco a poco se perdía los nombres de los meses civiles. Aunque se mantenía en la guardia vieja comunista y algunos de la Jota festejaban cada 22 de septiembre levantando el vino francés y cantando la internacional.

Los ingleses imponían sus costumbres del lonche, el té y el sábado inglés, los italianos con la Dolche Vita, los alemanes y otros europeos protestantes rompían los días de la semana contando la semana desde el primer día del domingo.

Los estadounidenses americanos introducen el almanaque de pared con paisajes y mujeres desnudas, luego en tacos, tarjetas y agendas, como también el Halloween, el día de gracia y de San Valentín.

Esto se debió a la presencia de extranjeros colonos migrantes que arribaban como los judíos, los chinos por no decir a los japoneses, coreanos y a los mismos chinos, también arribaban los turcos involucrando a todos los árabes. Se les ha observado festejar su año nuevo. El primer día o la fecha principal del calendario de los judíos fluctuaba por el 8, 9, 10 de septiembre  que lo reciben con plegarias comiendo manzana con miel.

Reciben el año nuevo cuando entra el sol después del atardecer con plegarias bajo la dirección de los hombres. Los judíos dicen que el primer año se cuenta cuando Jehová creo al mundo hace 5768 pero por el año 1612 el indio Waman Poma había mencionado que el mundo se ha creado hace 2.000.612 años, Roma era después de Cusco, e incluso señaló que Jesús había nacido cuando el Inka Sinchi Roqa tenía 80 años.

Por el otro lado los japoneses coreanos y chinos que migraron después de la segunda guerra mundial a Santa Cruz y La Paz para las tareas agrícolas trajeron el calendario budista.

El primer día de los budistas es la segunda luna nueva después del solsticio de invierno asiático, 21 de diciembre cayendo en los días después del 19 de enero y antes del 18 de febrero, reciben comiendo pescado dando gratitudes con papeles de color rojo. También es llamado calendario chino de los países asiáticos de los taoístas.

El calendario luni-solar budista, se cuenta desde que nació Buda, ahora nos encontramos en los 4705 años.

Arriban árabes a La Paz, Santa Cruz con el nombre de comerciantes turcos trayendo sus tradiciones del calendario árabe ellos señalaban que almanaque era palabra árabe.

El primer día de los musulmanes es movible de acuerdo al primer mes lunar, el año está compuesto de 12 meses con 354 días menos 11 días del  año solar, ellos reciben de diferente manera con ayunos sin bebidas ni comen cerdo.

El primer año fue el 622, algunos sostienen el 16 de julio, otros dicen el 24 de septiembre cuando Mahoma huye de la ciudad de La Meca hacia Medina, lo festejan los árabes,  musulmanes, mahometanos  y los islámicos. Señalaban sus hechos históricos diciendo antes de la Hégira y 1.430 después de la Hégira o huida.

Los últimos árabes que llegaron a La Paz recordaban el año nuevo persa iraní el 21 de marzo dicen desde hace 3.000 años. También algunos evangelistas recordaban en la luna nueva cerca de la pascua el año nuevo en el mes de marzo tratando de recordar el año nuevo de los romanos. Los marxistas reaparecen tratando de recordar y retomar el calendario de los romanos.

Existen varios calendarios elaborados por  las más  grandes religiones del mundo. Las características que denotan son el primer día, conocido como año nuevo, los meses, semanas la fecha cronológica y otros días religiosos y civiles, todos políticamente buscan éxito y quieren colocar en primer plano su calendario.

Todos los años nuevos representan a las grandes civilizaciones del mundo. El calendario mahometano al poder árabe, el calendario israelita al poder judío, el calendario budista al  poder chino y que paso con el calendario civil de los socialistas franceses. Algunos del PSB señalaban que su año nuevo era el equinoccio de primavera refiriéndose al 22 de septiembre y el primer año de 1793 era el primer año y de acuerdo a esto el 2008 sería el 216.

Se dio el primer flechazo al calendario imperialista gregoriano europeo, desde 1979 se reanuda el hilo calendárico del Inti Laymi en Tiyawanaku, se festeja el Inti Laymi primer y último día el 21 de Junio, primero se lo llamó Inti Raymi también Mara T’aqa, Wata p’iti, willkasi o encuentro con el padre Sol; se lo recibe al amanecer cuando sale el padre sol, levantando las manos y descalzos los pies, luego se come p’esqe masa de quinua también k’ispiña, thajho k’uwisu.

Desde la perspectiva de los indios estamos en el año 160.516,  esto quiere decir que hace 160.000 nuestros antepasados los antiquísimos cuatro parejas Ayar cada una con cuatrocientos familias salieron de Tiyawanaku y después de comer Waja, pampaku, huatia, con  la papa y la carne cocida debajo de la tierra candente, Y desde ese tiempo se diseminaron nuestros antepasados por todo el mundo. Se cuenta el 516 desde 1492 con la invasión de los españoles.

El primer calendario indio en lámina fue publicado artesanalmente con el nombre de calendario marawata señalando el año 5° Sol487 y publicado en imprenta con fecha 5° Sol 490 esto quería decir que el quinto sol significaba a la quinta era, una  era señalaba a 160.000 años y no a mil años, claro que a los socialistas y cristianos no les convenía, por ello y por conveniencia rebajaron los números para ubicarlo en el segundo lugar por debajo del calendario judío. Lo siguieron los esotéricos y gnósticos aprovecharon distorsionando que la quinta era como la era del acuario, siendo una tergiversación cuando escriben equivocadamente 5.516 solo para confundir y no aceptar los 160.516 años.

El primer día fue denominado Inti Raymi y así algunos cronistas españoles corroboran escribiendo en sus crónicas, su  uso se conoció hasta antes de 1952 luego se prohibió y por 1979 se retomó, pero como la palabra Inti significa Sol y la palabra Raymi en la voz quechua  y la palabra Laymi en la voz aymara, ambos significan fiesta  estacional y ramas que se mueven, entonces fue criticado por los que rechazan al padre sol, por el cual cambiaron los cristianos llamaron willka Kuti y los modernistas lo enfatizan por solsticio de invierno.

El Inti Raymi crece y se hace victorioso ante los demás calendarios foráneos y los descendientes de los europeos no duermen y traman como derrotarlo pensando apoderarse para destruirlo. Se han visto en Tiyawanaku a los católicos que hablan de Willka Kuti, que para ellos significa Cristo vuelve, porque el sucesor de Cristo es el Papa, en la colonia habían escrito que la palabra Willka Uma significa papa al igual de Roma, entonces ahora quieren prohibir que se use esta palabra que significa la autoridad suprema de la religión de los indios para que no reconstituyan al papa indio, o sea para que no vuelva el Willka Uma, sino solo vuelva el Cristo con el nombre de Willka, pero nuestros abuelos dijeron Willka Kuti vuelve el gran sacerdote del padre Sol y no Cristo vuelve, entonces los jesuitas han premeditado diciendo que la palabra Willka antes significaba sol tal como escribió Bertonio, y no sacerdote indio, también esto con el objetivo de que los indios ya no usen la palabra peligrosa Inti, sino Willka que para ellos significa Cristo. Hasta tal punto ahora para dividirnos escriben que Inti es en quechua y Willka es en aymara pero la palabra Inti para los aymaras y quechuas sigue significando Sol y Willka siendo el Gran padre sabio que está dedicado a conducir la ceremonia al padre sol y a conducir a todos los sacerdotes y ceremonias  de las naciones indias, por eso se lo llama también Willka Uma.

Nos quieren separar de los Guaranis, existe una bronca por parte de algunos antropólogos cristianos hasta han inducido diciendo que los Waranis tienen al Lucero del alba y no al sol, por cuanto los Waranis al padre sol lo llaman en su propio idioma, porque el padre sol alumbra a todos y no diferencia es el que nos da su luz, sombra, calor, ambiente y temperatura, nos regula en una vida ordenada dándonos vida para convivir con los demás seres que viven en la naturaleza Pachamama.

En estos últimos años se ha visto en Tiwanaku a miembros del Partido comunista de Bolivia PCB, a los guevaristas y a otros izquierdistas, que solo reconocen la frase Solsticio de Invierno, ¿qué les pasó? Qué estarán pensando sobre el Inti Laymi de los indios. ¿Para qué le están dando tanta importancia? ¿Querrán refugiarse y apoderarse de nuestro Inti Laymi para sus intereses latinos?

Si los cristianos y los izquierdistas y otros latinos irrumpen a Tiwanaku, a Cusco y a otros lugares sagrados, al contrario nosotros retornamos a lugares más alejados como lo hacen los aymara, quechuas,  Tupiwaranis, mapuches  y otros viviendo en Buenos Aires, Sao Paulo. Miami, hasta llegamos incluso al lugar de donde vinieron los latinos, a Madrid, París, Londres  y a otras capitales del mundo, siempre van llevando sus símbolos genéricos como el Inti Raymi o Inti Laymi.

Crece la fiesta del Inti Laymi en los lugares donde migra el Tawa de origen.  Para que se levante y se re articule el Tawantinsuyu en todo nuestro continente Awiyala desde las costas del atlántico hasta las costas del pacifico; desde Alaska pasando por panamá hasta las Malvinas está enterado el mundo. El Inti Laymi es Inti Raymi, es la voz defensiva para expresar la existencia del Tawantinsuyu y no es solamente un solsticio de invierno, es más que un Willka Kuti y otros subtítulos, que solamente se lo usan para desconocer las aspiraciones de independencia y soberanía de los cuatros suyus del Tawantinsuyu. El Inti Laymi impulsado por la Wiphala es la esperanza de restaurar el Neo Tawantinsuyu con poder pleno y tiene el derecho de vivir como cualquier otra nación del mundo. Porque el año es un número que explica un principio político y un pensamiento ideologico, Es nuestro símbolo invulnerable para vencer y seguir siendo Tawantinsuyu para siempre.

El Alto Sunipata 21 de junio de 2008.